jueves, 17 de agosto de 2017

TBT: estética

Hoy, en la moda de los TBT ("ThrowBack Thursday", un término salido de las Redes Sociales, en particular de Instagram y que se ha extrapolado a todas las demás, que consiste en -los días jueves, básicamente- rescatar y mostrar alguna foto o publicación vieja), revivo dos de las primeras entradas en este blog. Ambas tienen que ver con algunos de los varios conceptos de estética que he presentado en estos años. Como he comentado, la idea de estética tiene diferentes aproximaciones, y aunque hay más o menos un consenso en lo que puede significar el término, aún existen distintas posiciones sobre lo que abarca su sentido. Yo mismo he ido ampliando esa concepción dentro de este espacio en la Web. Más adelante haré también otros TBT.

Entrada del tres de enero de 2011, tal como fue en su momento

http://ciberestetica.blogspot.com/2011/01/definicion-de-estetica.html

Entrada del trece de enero de 2011 

http://ciberestetica.blogspot.com/2011/01/estetica-estetico-provienen-del-griego.html


miércoles, 16 de agosto de 2017

Transporte giroscópico

La empresa de arquitectura, diseño y construcción turca Dahir Insaat, ha propuesto un modelo de carros de transporte con una característica especial novedosa: el uso de un sistema de giróscopo para su desplazamiento. El giróscopo o giroscopio es un dispositivo mecánico que sirve para medir, mantener o cambiar la orientación en el espacio de algún aparato o vehículo. El grupo Dahir Insaat plantea la fabricación de grandes vehículos que sean capaces de mantener su orientación en equilibrio gracias a estos dispositivos. 

Para demostrar esta idea presentaron recientemente una animación 3D en la que muestran las posibilidades de estos vehículos. En realidad, tan interesante como la idea, esa su visualización. El video está hecho con mucha verosimilitud, y trata de demostrar la factibilidad de esta propuesta. Aquí está el enlace el sitio web de la compañía, que también enseña algunas otras creaciones tecnológicas y urbanísticas, ilustradas digitalmente.

http://www.dahirinsaat.com/en/





martes, 15 de agosto de 2017

El Museo Virtual Guggenheim de Asymptote Architecture

El concepto de museos virtuales tiene ya unos cuantos años. Algunos son expresiones en la Web de museos existentes, otros son creaciones absolutamente digitales. Un ejemplo bien conocido de este último es el "Museo Virtual Guggenheim", diseñado por Asymptote Architecture en 1999. 

Comisionado por la Fundación Guggenheim, este proyecto tenía como objetivo crear un organismo digital tridimensional completamente nuevo, que de ninguna manera imitaría la arquitectura del célebre Museo Guggenheim de Nueva York, famoso edificio diseñado por Frank Lloyd Wright, ni tampoco el de Bilbao, de Frank Ghery, entonces recién inaugurado. En este museo virtual la gente podría explorar, en tiempo real, los espacios y exposiciones, a través de una interfaz basada en programas de Realidad Virtual. El museo virtual actúa así como un centro digital para todos los lugares de Guggenheim en todo el mundo. 

Asymptote Architecture es una oficina de diseño fundada en 1989 por Hani Rashid y Lise Anne Couture, y su trabajo es muy revolucionario. Desde sus inicios han usado programas de diseño asistido por computadora, y aún hoy destacan por sus obras atrevidas e innovadoras. El Museo Virtual fue una propuesta que luego de implementarse se asoció a otras expresiones de los museos Guggenheim. La idea es navegar por esos espacios, y conectarse con la información allí almacenada. Aquí algunas imágenes y el sitio Web http://www.asymptote.net.



domingo, 13 de agosto de 2017

Otro paisaje fantasioso hecho con programas informáticos


Como en otras publicaciones, aquí pongo un paisaje imaginario, realizado con programas de ilustración digital, una combinación de tecnología y fantasía, muy usual en esta estética ecléctica del siglo XXI. Es de libre uso. 

sábado, 12 de agosto de 2017

Una frase de Julia Kristeva sobre el habla

"Somos humanos precisamente porque somos capaces de idealizar. Es eso lo que nos permite hablar. Si no amamos a nadie, no hablamos. La relación de amor es la condición de nuestra capacidad para el habla. Si se niega esto, se destruye no sólo a las personas, sino también la posibilidad humana, su condición de hablante".

Julia Kristeva (Nacida en Bulgaria en 1941) Filósofa, psicoanalista, socióloga, semióloga, escritora y novelista, de reconocida trayectoria feminista.

viernes, 11 de agosto de 2017

Dialogismo

En principio, el término dialogismo corresponde a la figura gramatical o literaria que consiste en expresar en forma de diálogo las ideas, o los sentimientos de los personajes de una obra. También se aplica cuando la persona que habla lo hace como si platicara consigo misma. Más aún, se puede referir a la acción en la cual el hablante cita textualmente sus propios dichos o discursos, o los de otras personas o cosas personificadas. Siendo así, dialogismo no es diálogo, como tampoco lo esa la dialéctica. La dialógica, por su parte sí pertenece al concepto de diálogo, en tanto lo dialogístico es aquello perteneciente al diálogo, o aquello escrito en esa forma. 

Pero quien propone una definición más interesante de dialogismo (o dialoguismo) es el crítico literario, teórico y filósofo del lenguaje ruso Mijail Bajtin. Hizo contribuciones originales a la nueva lingüística, la sociolingüística, la narratología, la antropología literaria e, incluso, a los estudios culturales y las construcciones hipertextuales. Entre su obra crítica y analítica, destacan los trabajos que buscan entender el proceso de cambio y evolución de los llamados estilos literarios, y dentro de éstos, el uso de construcciones como el diálogo, como cimiento la novela moderna .

El diálogo narrativo es explicado por Bajtín a través de la noción de "dialogismo", que como capacidad discursiva abre las fronteras de la textura formal del diálogo y lo lleva a una máxima potencialidad expresiva. Su realidad explícita en el texto la constituye el discurso "referido" o discurso del "otro", como posibilidad dialógica del locutor, sujeto al que refiere una narración. En palabras suyas, el dialogismo del discurso novelesco queda definido así:

Para buscar un camino hacia su sentido y su expresión, el discurso atraviesa diversas expresiones y acentos extraños; está de acuerdo con ciertos elementos, en desacuerdo con otros, y en este proceso de dialogización puede dar forma a su imagen y a su tono estilísticos (de Estética y teoría de la novela, 1935). El dialogismo así concebido explica que el diálogo que tiene lugar en la novela tradicional  entre el autor y los personajes es también una forma de estructuración de la narración. El discurso entonces es como un sistema de diálogos que comprende tanto la representación de los estilos como la de los interlocutores, así como la de sus concepciones concretas, inseparables de su lenguaje.

La piscoanalista y semiótica búlgara Julia Kristeva estudia la configuración específica que logra el dialogismo -o dialoguismo, como se traduce también- en el texto, y denomina su acción como "intertextualidad", reflejando que ese diálogo se produce en el interior de un enunciado,
discurso o texto, entre el sujeto de la enunciación y el sujeto del enunciado. Esta noción de dialogismo es importante dentro de la concepción semiótica de la estructura narrativa, y separa la idea de diálogo como conversación entre dos o más personas que exponen sus ideas y comentarios de forma alternativa, de la herramienta constructiva de la novela y del texto, que permite entender la compresión general de un contenido literario o de comunicación.


jueves, 10 de agosto de 2017

Nam June Paik, de Corea del Sur

Nam June Paik (1932-2006), fue uno de los primeros artistas multimedia provenientes de Corea del Sur, siendo un hito en su país como compositor y videoartista, que trascendió hasta convertirse en un reconocido innovador en la segunda mitad del siglo XX. Estudió música e historia del arte en la universidad de Tokio. Más tarde, en 1956, viajó a Alemania, donde estudió teoría de la música en Múnich, continuando en Colonia y en el conservatorio de Friburgo. Trabajó en el laboratorio de investigación de música electrónica de Radio Colonia, y participó en los grupos Happening y Fluxus. Allí conoció a la artista japonesa Shigeko Kubota, y como ésta, mantuvo relaciones creativas con Yōko Ono, la futura esposa de John Lennon. Incluso trabajó con The Beatles.

Su obra abarca desde que empezó a participar en el movimiento de arte neo-dada, conocido como Fluxus, que fue inspirado por el compositor John Cage y su uso de sonidos y ruidos cotidianos en su música. Hizo su gran debut en 1963 en una exposición conocida como Exposición de Música-TV Electrónica, en la Galerie Parnass en Wuppertal, en la que distribuyó televisores por todas partes y utilizó imanes para alterar o distorsionar sus imágenes. En una actuación de piano de 1960 en Colonia, interpretó a Chopin, se lanzó al piano y se precipitó al público, atacando a Cage y al pianista David Tudor (que estaban presentes) cortando su ropa con unas tijeras y echando champú sobre sus cabezas.

Ya en la década de 1970, Paik imaginó una comunidad global de espectadores para lo que él llamó un Mercado Común de Video, que podría difundir videos libremente. En 1978, Paik colaboró con Dimitri Devyatkin para producir una comparación audiovisual de la vida en dos grandes ciudades, el Media Shuttle: Nueva York-Moscú. El video se llevó a cabo en colecciones de museos de todo el mundo. 

En otro trabajo, titulado Something Pacific, de 1986, puso una estatua de un Buda sentado enfrentándose a su imagen en un circuito cerrado de televisión (hoy la pieza es parte de la Colección Stuart de arte público en la Universidad de California, San Diego.) Otra pieza, "Huevo Positivo", muestra un huevo blanco sobre un fondo negro. En una serie de monitores de video, cada vez mayores en tamaño, la imagen en la pantalla se hace más grande y más grande, hasta que el huevo mismo se convierte en una forma abstracta, irreconocible. 

En 1995, presentó la Superhighway Electronic, una pieza crítica basada en el uso de la TV, con un mapa de Estados Unidos, que hoy se exhibe en la Galería Lincoln del Smithsonian American Art Museum, y que es un impresionante ejemplo de su posición contracultural. Con esta pieza, Paik ofrece su comentario sobre una vida estadounidense obsesionada con la televisión, la imagen en movimiento y las cosas brillantes y fulgurantes. En 1996, Paik tuvo un derrame cerebral, que paralizó su lado izquierdo. Utilizó una silla de ruedas la última década de su existencia, aunque fue capaz de caminar con ayuda. Aún así, el siglo XXI encuentra a Nam June Paik trabajando con nuevas tecnologías, y se dedica a incorporar elementos digitales a sus presentaciones multimedia. Los últimos años de su vida le permiten hacer varias retrospectivas, remozando sus anteriores proyectos. 

Como pionero del arte en video, las obras de y las ideas de Nam June Paik fueron de gran influencia en las artes de finales del siglo XX y siguen inspirando a una nueva generación de artistas. Entre los creadores contemporáneos considerados como influenciados por Paik están Christian Marclay, Jon Kessler, Cory Arcangel, Ryan Trecartin y Haroon Mirza. Murió en enero de 2006, en Miami, Florida, debido a las complicaciones de su movimiento. Su legado en el campo del arte actual es cada vez más relevante.









miércoles, 9 de agosto de 2017

En un latido, un corto 3D

Aquí un cortometraje animado digitalmente, de este año 2017, creado y dirigido por Beth David y Esteban Bravo, producido en el Ringling College of Art and Design de Florida, EE.UU. La música es de Arturo Cardelús. El tema es muy particular, bien tratado, sin dejar de ser enunciativo. Que cada quien lo vea según su criterio. El título: "In a Heartbeat", en un latido.

Enlaces:

En facebook: https://www.facebook.com/inaheartbeat
En Tumblr (página oficial): https://inaheartbeat-film.tumblr.com/
En IMD: http://www.imdb.com/title/tt6969946/?...


martes, 8 de agosto de 2017

"El vecino", de Franz Kafka

Un cuento breve de Kafka (1883-1924), en el que la clave de la trama está en un artefacto de comunicación: el teléfono. 

El Vecino

El negocio descansa por entero sobre mis hombros.

Dos señoritas con sus máquinas de escribir y sus libros comerciales en la primera habitación, y una mesa de despacho, caja, butaca y teléfono constituyen todo mi aparato de trabajo. Resulta facilísimo dominarlo todo con un vistazo y dirigirlo. Soy muy joven y los negocios se acumulan a mis pies. No me quejo, no me quejo.

Desde Año Nuevo un joven ha alquilado sin vacilar la habitación contigua, pequeña y desocupada, que por tanto tiempo titubeé, con torpeza en coger. Se trata de un cuarto con antecámara y cocina. Hubiese podido utilizar el cuarto y la antecámara —mis dos empleadas se han sentido más de una vez recargadas en sus tareas—, pero ¿para qué me habría servido la cocina? Esta pequeña vacilación fue causa de que me dejara quitar la habitación. En ella está instalado ese joven. Se llama Harras. A ciencia cierta no sé lo que hace allí. Sobre la puerta dice: “Harras oficina”. He pedido informes, me han dicho que se trataría de un negocio similar al mío. En realidad, no es el caso dificultarle la concesión de créditos, pues se trata de un hombre joven con aspiraciones, cuyas actividades tienen quizá porvenir, pero no se podría, sin embargo, aconsejar que se le otorgue crédito, pues actualmente, según todos los informes, carece de fondos. Es decir, el informe que se da por lo común cuando no se sabe nada.

A veces encuentro a Harras en la escalera, debe de tener siempre una prisa extraordinaria, pues se escabulle ante mí. Ni siquiera lo he visto bien aún, y ya tiene pronta en la mano la llave del escritorio. Al momento abre la puerta, y antes de que lo observe bien ya se ha deslizado hacia adentro como la cola de una rata y heme aquí otra vez ante el cartel “Harras, oficina”, que he leído muchas más veces de lo merecido.

La miserable delgadez de las paredes, que denuncian al hombre eternamente activo, ocultan sin embargo al poco honrado. El teléfono está en la pared que me separa del cuarto de mi vecino.

No obstante, lo destaco tan sólo como algo particularmente irónico. Aun cuando colgara de la pared opuesta, se oiría todo desde la habitación vecina. Me he quitado la costumbre de pronunciar por teléfono el nombre de los clientes. Pero no se necesita mucha astucia para adivinar los nombres a través de característicos pero inevitables giros de la conversación. A veces, aguijoneando por la inquietud, bailoteo en torno al aparato, con el receptor en el oído, pero no puedo impedir que se filtren secretos.

Por supuesto, las resoluciones de carácter comercial se vuelven así inseguras y mi voz tiembla ¿Qué hace Harras mientras telefoneo? Si quisiera exagerar —lo que es preciso hacer con frecuencia para ver claro—, podría decir: Harras no necesita teléfono, utiliza el mío; ha arrimado el sofá a la pared y escucha; yo, en cambio, cuando llama el teléfono debo atender, tomar nota de los deseos de los clientes, adoptar resoluciones, sostener conversaciones de grandes proyecciones, pero, ante todo, proporcionar a Harras informes involuntarios a través de la pared.

A lo mejor ni siquiera aguarda que termine la conversación, sino que se levanta cuando se informa suficientemente sobre el caso, y se lanza, según su costumbre, a través de la ciudad. Antes de haber colgado yo el receptor, él está trabajando ya en mi contra.


lunes, 7 de agosto de 2017

El original trabajo artístico de la pionera japonesa Shigeko Kubota

La artista Shigeko Kubota nació en Niigata, Japón, en 1937, y murió en Nueva York, EE.UU, en 2015, y es considerada una de las pioneras del arte digital y multimedia, dentro del llamado estilo informal del siglo XX. Realizó vídeos experimentales, performances e instalaciones analógicas y electrónicas. Tuvo formación en escultura en la Universidad de Tokio y posteriormente (después de la Segunda Guerra Mundial) estudió en la New York University y en la New School of Social Research, ambas en Nueva York. Kubota desarrolla sus primeras obras durante los años sesenta, entre las que se incluyen vídeos, happenings y videoesculturas. De las performances de Kubota, se destaca “Vagina Paiting” (1965), presentada en el contexto del “Perpetual Fluxus Festival”, en la Cinemateque, Nueva York. Por este trabajo es considerada como parte del Grupo Fluxus. 

Durante la década de 1970 integró la camada de videoartistas que se interesó por la manipulación de la imagen electrónica a través de sintetizadores, como lo hizo en el vídeo “Video girls and video songs for Navajo sky” (1973). En 1972 organiza junto con las artistas Charlotte Moorman, Susan Milano y Steina Vasulka, entre otras, el primer festival de vídeo femenino, en el espacio The Kitchen, en Nueva York. A partir de sus propuestas feministas es considerada como artista transgresora, y muestra gran actividad durante la década de 1980, con un fuerte trabajo videográfico. Hace performances e instalaciones multimedia de gran originalidad. 

Durante muchas de sus presentaciones hace alusión a la obra de Marcel Duchamp, de quien ella es admiradora. Durante la década de 1990 retoma su trabajo escultórico, aunque sin dejar su producción en otros medios artísticos. El siglo XXI la encuentra activa en el campo del arte electrónico y digital. Usa computadoras como parte de sus exhibiciones, e incorpora algunos elementos de Realidad Virtual a sus exposiciones. Se mantuvo activa casi hasta su muerte, y dejó una fuerte influencia en sus contemporáneos de todas las edades. Un dato curioso: fue amiga de Yoko Ono, la viuda de John Lennon.








domingo, 6 de agosto de 2017

Así es el amor ¿de mariposas?

Este video de animación digital, realizado en 2011 por Luna Productions, en la Columbia Británica Canadiense, nos muestra la relación entre una oruga y una mariposa, en su especial forma de ver y sentir el amor. Titulado "Luna", fue producido por Catherine Winder, dirigido por Donna Brockopp y con Francesca Natale en la producción gráfica, sobre un guión de Catherine Winder, basado en un concepto de Luke Carroll. Un hecho curioso en su elaboración es que está presentado fundamentalmente en blanco y negro, lo que responde al ambiente que se busca para la trama del corto. Una historia que pudiera ser real. 



sábado, 5 de agosto de 2017

Lo dijo Chéjov

"Las obras de arte se dividen en dos categorías: las que me gustan y las que no me gustan. No conozco ningún otro criterio".

ANTÓN CHÉJOV (1860-1904) Dramaturgo y novelista ruso.



viernes, 4 de agosto de 2017

Magma, multimedia analógico

El grupo musical francés Magma, fundado en 1969 por el compositor, baterista y cantante Christian Vander, es considerado como el creador del estilo de música conocido como zeuhl, y también se le incluye dentro de la corriente Rock In Opposition (RIO). Este estilo zehul incorpora diversas corrientes que, partiendo del rock, incluye experimentación, multi instrumentación, jazz y música contemporánea. Lo interesante es que Magma no se queda sólo en la música, sino que crea presentaciones visuales dinámicas, y si bien los shows en vivo no se alejan tanto de la escena rockera, sus discos y obras tienen elementos que van más allá de lo musical, como textos e imágenes. 

El grupo desarrolla a lo largo de su discografía unos álbumes conceptuales en los que se cuenta la historia de Kobaïa, un planeta ficticio en el que se asientan un grupo de refugiados que huyen de La Tierra. Las letras de todos los álbumes están en un lenguaje inventado por Vander, el kobaïano. El término zeuhl, el cual es utilizado para definir esta música, proviene de dicho idioma, y significa "celestial". He aquí uno de los elementos novedosos. El grupo busca una multimedialidad no tanto en el espectáculo como en la concepción. Si bien Christian Vander es el motor del grupo, Magma, a través del tiempo, ha tenido constantes variaciones de sus integrantes, lo que modifica también su estructura musical y sonora, y ha generado nuevas bandas de experimentación. 

Magma desarrolla un concepto global desde su origen, por lo que su trabajo se divide en piezas épicas que responden al mismo. Se destacan tres etapas discográficas:

Kobaïa. Presente en los 2 primeros discos de Magma, Magma (1970) y 1001º centigrades (1971), y consta de tres movimientos (1.º movimiento: La decouverte de Kobaïa; 2.º movimiento: Le voyage; 3.º movimiento: 1001º centigrades).

Theusz Hamtaahk. Apareció entre los años 1972 y 1974 y abarca otros tres movimientos (1.º movimiento: Theusz Hamtaahk; 2.º movimiento: Ẁurdah Ïtah; 3.º movimiento: Mekanïk Destruktïw Kommandöh). Los movimientos 2.º y 3.º se corresponden con los álbumes homónimos de 1974, mientras que el primero sólo había sido interpretado en una sesión de estudio de la BBC en 1974. No sería grabado hasta el año 1980, apareciendo en el álbum en directo Retrospektiw (Parts I+II) (1981). Posteriormente, en el año 2001, con la celebración del 30º aniversario de Magma, se publica la trilogía completa en el álbum en directo Theusz Hamtaahk-Trilogie au Trianon. 

Ëmëhntëhtt-Ré. Su edición fue entre los años 1975 y 1980 y es también una trilogía (1.º movimiento: Köhntarkösz Anteria; 2.º movimiento: Köhntarkösz; 3.º movimiento: Ëmëhntëhtt-Ré).

En las décadas siguientes, aunque con intermitencia, Vander (quien es bastante polémico porque hasta de nazi se le ha acusado), ha llevado adelante el grupo, y aún hoy hacen presentaciones novedosas y siguen editando discos. Sus shows en la actualidad son menos multimediáticos y reflejan su origen analógico, pero mantienen el concepto zehul. Las letras de las canciones están siempre en kobaïano, y en realidad responden más a la métrica que al contenido. Tienen como grupo una identidad visual y gráfica muy definida. Es una propuesta muy particular, que si bien nunca fue muy popular, sigue teniendo un culto bastante extendido más allá de su Francia originaria.




  

Una presentación de 2017

jueves, 3 de agosto de 2017

La educación y la internet de las cosas

Ya en otra publicación anterior, hice referencia a lo que se llama la "internet de las cosas", que es la propuesta tecnológica que encarna una nueva era: conectar los miles de objetos, más o menos cotidianos que nos rodean cada día, a la nube virtual vía internet, convirtiéndolos en algo así como "sensores" de las ciudades, puesto que mantendremos todos nuestros dispositivos interconectados (ver http://ciberestetica.blogspot.com/2014/12/la-internet-de-las-cosas.html). 

Esto afecta no sólo a la manera como enfrentamos nuestras condiciones de vida, sino cómo las abordamos, y la educación para el uso de estos recursos es clave. Más aún, la forma cómo educaremos puede cambiar. Según el diario ABC de España, un profesor de Tecnología de la Información de la Universidad CEU San Pablo, el Dr. Gianluca Cornetta, ha afirmado que la educación se verá afectada de forma sustancial por esa Internet de las cosas, que permitirá la creación de entornos de aprendizaje adaptativos, personalizados y distribuidos en los que será el alumno quien gestione el flujo de información y marque los tiempos de su aprendizaje.

Esta forma de comunicación supondrá, para el mercado educativo, nuevas visiones y tal vez, oportunidades de negocio, con una mejora de todos los procesos relacionados. En esta dirección, Cornetta ha explicado que hay un proyecto europeo llamado "Newton", que impulsa la Universidad CEU San Pablo junto a otros 13 socios académicos e industriales, que pretende superar las limitaciones de los sistemas de gestión de conocimiento actuales, creando un ambiente de aprendizaje dinámico, capaz de generar contenidos personalizados y que incorporará nuevas experiencias interactivas y sociales.

Se espera que en unos años la participación activa vía digital en el proceso de aprendizaje, permitirá que los estudiantes desarrollen nuevas habilidades técnicas y sociales, lo que facilitará la inclusión de alumnos con necesidades de educación especiales. Asegura Cornetta que con esto se fomentará la integración social, se combatirá el abandono escolar, y se promoverá la adición de estudiantes con discapacidad en escuelas y clases convencionales. Todo un futuro que no sabemos cómo será manejado y si será accesible a todos. 


miércoles, 2 de agosto de 2017

El arte fantástico de Lee Kent

El artista digital vietnamita Nguyễn Trường Giang, cuyo nombre artístico es Lee Kent (se nota que está supermán por allí influyendo), está radicado en Hanoi, y desde allí lleva algunos años trabajando en ilustraciones fantásticas para distintos medios. Aquí pongo algunas de sus atractivas imágenes. Su sitios Web:  
https://www.facebook.com/leekent.artist
http://leekent.deviantart.com/









martes, 1 de agosto de 2017

Una frase sobre la verdad por Ramón Carrillo

Una frase del doctor argentino Ramón Carrillo (1906-1956), médico neurólogo-neurobiólogo, neurocirujano, ministro de salud, escritor, y pionero de la medicina social sanitarista en latinoamérica:

"A la verdad hay que saberla a toda costa: la verdad sobre nosotros mismos y los demás; aceptando con humildad que la verdad conocida es sólo una aproximación a la verdad real".

El Dr. Ramón Carrillo es mi tio-abuelo, y fue una eminencia en su país natal. 

lunes, 31 de julio de 2017

Semiosis no lingüística (y 5)

La semiosis o forma en que se generan los significados de los signos, es un proceso que se aplica a toda forma de sentido comunicacional. Aceptando que son signos las palabras, los sonidos, las señales, las imágenes, las formas y todo tipo de representación simbólica (mental o sensorial), se puede decir que hay creación de signos en las múltiples áreas de la vida y del conocimiento. Y lo hay en dos formas: la semiosis lingüística, que tiene que ver con las lenguas, y la semiosis no lingüística, que se aplica a las imágenes, a los lenguajes no verbales, a la arquitectura (entre otros). El caso del lenguaje arquitectónico es interesante, porque va más allá de las funciones y necesidades.

En un libro de 1963, John Summerson habla de El lenguaje clásico de la arquitectura, de Alberti a Le Corbusier, estudia cómo las formas y maneras heredadas del mundo grecorromano has sido utilizadas una y otra vez, en particular desde el Renacimiento a partir del siglo XV hasta el siglo XX. Arcos, ventanas, capiteles, frontones, tímpanos, bóvedas, arquitrabes, toda una serie de elementos que además de cumplir ciertas funciones espaciales y estructurales, trasmiten ideas, conceptos, son simbólicos, y dicen "cosas" más allá de su usabilidad. En el libro Proyecto de semiótica (1972), Emilio Garroni propone una explicación para enseñar cómo se produce la carga de significados en lo elementos arquitectónicos, pero afirmando que no se puede hablar de una semiótica de la arquitectura similar a la semiótica de las lenguas, porque su funcionamiento y establecimiento es diferente.  La diferencia está en que históricamente las formas y las funciones están ligadas tanto a hechos simbólicos como a funcionales, que responden a las culturas y a las posibilidades técnicas y de materiales que existen en los distintos espacios naturales.

En todo caso, como hemos visto en las cuatro publicaciones anteriores, no hay duda de que además de las lenguas y los idiomas, los lenguajes no verbales de todo tipo (desde la matemática y la música, hasta la arquitectura y la escultura, pasando por todos los lenguajes visuales), tienen un proceso de conformación simbólico cultural importante, clave para entender lo que nos dicen esas expresiones. Y que la comunicación está presente en todas esas manifestaciones, desde el momento en que las asumimos como signo.


domingo, 30 de julio de 2017

Semiosis no lingüística (4)

Se entiende como semiosis al proceso mediante el cual un objeto, un hecho, un cosa, se convierte en un signo, es decir, adquiere o se le asigna un significado. El que es más evidente es el que asigna valor o sentido a las palabras, y se extiende tanto al lenguaje verbal como al escrito. En algunos idiomas la palabra se construye según unidades (letras y sílabas) y en otros por graficaciones (ideogramas o jeroglíficos). Pero en todo caso se habla de semiosis lingüística porque es la forma como se crean signos lingüísticos (de las lenguas). Pero como hay otros lenguajes que no son verbales, se produce también una semiosis no lingüística. El semiólogo italiano Emilio Garroni, en su libro Proyecto de Semiótica de 1972, señala que hay en este campo tres modelos principales: el pre-verbal, el figural y el arquitectónico. En las anteriores tres publicaciones hice referencia a los primeros, que se diferencian bastante al último: la semiosis arquitectónica.  

En esta dirección señala Garroni que la arquitectura está cargada de simbolismos, más allá de sus funciones prácticas. Y esos símbolos, que son formas cargadas de contenidos o ideas representacionales, no tienen que ver con la expresión figural de la arquitectura, esto es, los planos, las perspectivas o las maquetas. Cuando se habla de semiosis arquitectónica se refiere a todos aquellos elementos visibles, perceptibles, que añaden valores extra a los edificios, superando el funcionalismo directo. Una ventana es una perforación para que entre luz y aire, pero cuando esa ventana se ornamenta, se hace compleja, se presenta como un hecho más allá de lo práctico, adquiere un valor simbólico. Eso ha sucedido en todas las épocas, sobre todo cuando los edificios representan poder, dominación. Dice Garroni: "Los autores de un edificio público del siglo XIII o XIV, por ejemplo, comunicaban a sus usuarios un conjunto bastante rico, multiestratificado, con múltiples sentidos de valoración espacio-perceptivas, emotivas, de comportamiento, que dependían de un conjunto de valoraciones espaciales". Este es el planteamiento, entonces: ¿cómo se producen esos sentidos? ¿Existe un verdadero proceso de semiosis arquitectónica, es un simplemente casual el valor que se les asigna a los elementos espaciales (formas, tamaños), decorativos (molduras, capiteles) o funcionales (puertas, techos)? Este tema es el que queda apuntado.

El problema es que no se puede hacer una directa extrapolación de los mecanismos lingüísticos a la arquitectura, porque es limitar sus significados y simbolismos. Hay sin duda una relación entre los edificios y sus elementos y lo que éstos nos quieren decir, pero es complicado establecer un verdadero lenguaje, sin caer en banalizaciones, en un empobrecimiento de lo que nos dice la arquitectura. En la próxima publicación, la conclusión de este tema. 


sábado, 29 de julio de 2017

Semiosis no lingüística (3)

Según el teórico en semiótica italiano, Emilio Garroni, hay básicamente (entre otras formas más particulares), tres vías de entender la semiosis no lingüística; esto es, la manera como "algo" se convierte en "signo", entendiendo signo como una sustitución, una cosa que está en lugar de otra, por uso, convención o aceptación social. En este caso habla de signos no referidos a las lenguas orales o escritas, y estas tres vías son: la semiosis pre-verbal, la figural y la arquitectónica. En la publicación anterior vimos la semiosis pre-verbal, como se generan signos antes y aparte del lenguaje oral y escrito. Pero separadamente de lo que se entiende como lenguaje figural, que es aquel relacionado con las figuras o imágenes visuales.

Se debe considerar aquí la actividad representativa por medio de imitación figural (de figuras, gráficos, imágenes) que incluye el dibujo, la pintura, la fotografía, el cine y toda aquella presentación gráfica visual. Ya aquí en este blog he desarrollado la idea de imagramas e imagrafía, en las que se explica en qué consiste cada una de las categorías de las imágenes. 

La conversión de esas imágenes en signos viene dada por la asignación, espontánea o convencional, de significados a los que he definido como imagramas. Ciertamente hay formas de imagramas que son puramente convencionales, en tanto otras son imitativas o representativas. Ya Aristóteles partía de la consideración de la idea de una especie de instinto de imitación en el ser humano, cuya satisfacción nos produciría placer. Claro, relacionó esta necesidad con el problema cognoscitivo: representamos para aprender y aprehender. Pero el tema de la transformación de objetos, pensamientos o sensaciones en imágenes figurales, signos visuales, lleva ciertas complejidades que ya han sido abordadas aquí en otras publicaciones (ver la etiqueta IMAGRAFÍA). El caso de la imagen arquitectónica es uno de esos ejemplos de complejidad, que el mismo Garroni señala como semiosis arquitectónica, que veremos en la próxima publicación.  


viernes, 28 de julio de 2017

Semiosis no lingüística (2)

El proceso de creación de signos o semiosis, en lenguajes no verbales, puede tener varias aproximaciones. Según el teórico Emilio Garroni (en Proyecto de semiótica, de 1972), hay tres especialmente destacables: la semiosis pre-verbal, la figural y la arquitectónica. La primera puede ser considerada pre-lingüística, porque tiene que ver con el paso de comportamientos sensoriales y motrices a acciones intelectualizadas. 

En este caso se comienza con todas aquellas acciones que desde bebés, los humanos aprenden a conceptualizar. Antes de las palabras, hay sonidos, gestos, luces, colores, sensaciones, olores, que van dejando marcas semióticas,esto es, de sentido. Luego el niño aprende a hablar, pero paralelamente se van desarrollando también formas de lenguajes no lingüísticos, como el de la geometría, la matemática, el musical y el gráfico. Este último devendrá luego en otras manifestaciones que son las figurales.

Pero una vez que el ser humano ha sido capaz de crear y comprender signos cargados de contenido que no son verbales, puede impulsar su proceso de proyección de la realidad. Se produce una codificación que relaciona el mundo objetual con el mental, por lo que hay una semantización de la experiencia. Hay también una relación entre lo subconsciente y lo visible, que contribuye a la construcción de ideas y tramas de significado. Sin duda, hay también una relación entre esas ideas y los lenguajes verbales. Muchas nociones no lingüísticas se explican o arman a través de la lengua, pero otras sólo a través de los sentidos, sobre todo aquellas emocionales o sensoriales. En cambio las que se transforman en imágenes, tienen otro proceso de semiosis, como veremos en la siguiente publicación. 


jueves, 27 de julio de 2017

Semiosis no lingüística (1)

Se entiende por semiosis el proceso de formación de signos, toda conducta o actividad que involucre la creación de significados. En principio se desarrolla en la mente de quien interpreta un hecho o fenómeno, durante su percepción, y lleva ésta a la asimilación del signo, entendido este por algo que está en lugar de otra cosa, que además depende de la presencia intelectual del objeto (físico o abstracto) representado. En otras palabras, la semiosis consiste en la producción de signos o la manera cómo éstos producen sentido y significado. El caso de las lenguas habladas y escritas es el más evidente: las palabras son signos creados para representar o sustituir cosas, ideas, realidades. Cuando una palabra adquiere un valor de significación en un grupo social, se ha dado un proceso de semiosis.

Los semiólogos y semióticos han partido del proceso de creación de sentidos en las palabras y sus construcciones para entender la semiosis (Charles Sanders Peirce y Charles Morris son pioneros en este sentido). Éste proceso es, según la visión lingüística, la manera como se asocian signos (y símbolos) en la producción de significación interpretativa. En el caso de las palabras, el proceso es evidente, y se refleja en la relación significante-significado de la que hablaba Ferdinad de Saussure. Pero hay otras formas de comunicación no verbal que también se construyen bajo un proceso de semiosis. El semiótico italiano Emilio Garroni señala tres en particular: la semiosis pre-verbal, la figural y la arquitectónica. Estas forman parte de lo que él llama Sistemas No Lingüísticos (NL), en contraposición a los Lingüísticos (L), que se aplican a los lenguajes verbales, orales o escritos. En las próximas publicaciones veremos cómo se establecen esos procesos de semiosis en esos sistemas NL.    


miércoles, 26 de julio de 2017

Estética y negatividad

En su libro de 2011, Estética y negatividad, el filósofo aleman Christoph Menke, formula un esquema de análisis para estudiar la estética desde al campo de la crítica y la filosofía dialéctica. Para ello aborda su perspectiva tomando dos autores como base, Theodor Adorno y Jacques Derrida, pero proponiendo un concepto que explique la aparición del fenómeno estético desde la transgresión. 

Menke señala que durante siglos se ha presentado una discusión entre los aspectos perceptivos y sensoriales de la belleza, y su filosofía pertinente. La estética puede ser vista como una apreciación sobre el gusto y la belleza, tanto como una posición filosófica, mental o identificativa del arte. Afirma también que durante siglos se ha presentado una discusión entre los aspectos perceptivos y sensoriales de la belleza, y su filosofía pertinente. La estética puede ser vista como una apreciación sobre el gusto y la belleza, tanto como una posición filosófica, mental o identificativa del arte. Menciona ciertas relaciones “tensas” entre filosofía y estética, haciendo referencia a las posiciones de pensadores como Schelgel, Kant, Nietzche, o Heidegger, y afirma que han de ser entendidas las similitudes y diferencias entre la reflexión estética y la filosófica. Mientras esta última se orienta hacia lo universal, la otra lo hace hacia lo particular. Esta es una forma de dialéctica. 

Para Menke esta relación pasa de la controversia a la confrontación. Es donde él destaca una dialéctica de la estética, pero no “positiva”, que pueda resolverse en una reconciliación de ambas formas de reflexión, sino más bien “negativa”, es decir (como lo afirmaba Adorno), sin resolución posible. Es la discusión sobre cuál de esas dos expresiones, el arte o la filosofía, posee más importantes conocimientos, trascendencia y acceso a la verdad; pero Menke la lleva hacia el campo de la comprensión y la representación. En resumen, destaca el hecho de que la reflexión estética (analizar la obra de arte), debe separarse de su significación obvia y adentrarse en otros modos de comprensión, fuera del énfasis puramente filosófico.     

martes, 25 de julio de 2017

Una imagen de abstracción "mecánica"

Esta imagen hallada en la Web, se titula "Comunicación y Mecánica", y refleja una "abstracción mecánica", creada usando programas informáticos para ilustración y diseño. Es de copyleft, o sea, de uso libre. Una muestra más de la estética digital. 


lunes, 24 de julio de 2017

El miedo a la Inteligencia Artificial

El desarrollo y avance de los instrumentos y aparatos ligados a la Inteligencia Artificial, es innegable, ya en este blog he comentado al respecto. Los robots son una muestra de ello. Claro, no los androides de la ciencia ficción, sino las máquinas que son capaces de hacer trabajos más allá de lo programado, resolviendo problemas y procesando opciones para solventar distintas circunstancias prácticas. Ciertamente aún falta para llegar a las máquinas pensantes autónomas, pero en esa dirección se está trabajando. Y eso despierta temores. 

Curiosamente, un empresario ligado al mundo de la tecnología informática, el ingeniero sudafricano Elon Musk, fundador de Tesla Motors, PayPal y SpaceX, tiene miedo a los avances que en este sentido se logren. Recientemente comentó que se hacía necesario una rápida regulación que supervise el desarrollo de la inteligencia artificial, ya que se trata del "mayor riesgo al que se enfrenta la civilización" con respecto al empleo y la desestabilización social. Musk considera que el auge de la inteligencia artificial y el desarrollo de las máquinas, hará que los robots copen la mayoría de los los sectores productivos y de servicios, por lo que no sólo llegarán a sustituir puntuales empleos en almacenes, fábricas o restauración, sino que afectarán por completo a la sociedad tal y como se entiende ahora. "Cuando digo todo, los robots lo harán todo, sin duda", asegura el empresario. Con un control estricto, podría evitarse esto. 

Argumenta que la cantidad de posibilidades que abre la inteligencia artificial, se combina con la presión de muchas empresas de Silicon Valley por llegar a un sistema de inteligencia artificial avanzada, que transformen las realidades del mercado laboral. "Yo tengo acceso a la inteligencia artificial más vanguardista" -dice-, "y creo que la gente debería estar realmente preocupada por este asunto. La inteligencia artificial es un riesgo fundamental para la existencia de la civilización humana". Asegura que se necesita que los reguladores establezcan límites, de lo contrario los accionistas estarán diciendo, "¿por qué no están desarrollando Inteligencia Artificial más rápido? ¡La competencia lo hace!". Pareciera que este tema trasciende lo práctico y se adentra en el ya sabido tema ético: el negocio, el beneficio y el rendimiento, en contra de la estabilidad del hombre y su trabajo.


El temor mayor proviene del uso de la información. Los dispositivos con IA conectados a internet pueden hacer que multitud de artefactos conectados, y de los que depende el ser humano en su día a día, se vuelvan contra la sociedad, creando un ambiente tecnológico en el que se comience a usar la tecnología para doblegar poblaciones. Como se comentó aquí hace unos días, se podría comenzar una ciberguerra difundiendo falsas noticias, falsificando cuentas de correo electrónico y emitiendo falsos comunicados de prensa. Simplemente manipulando información. Y esto podrían hacerlo no los ciberterroristas, sino las mismas máquinas. ¿Hay que tener miedo?


domingo, 23 de julio de 2017

Un falso paisaje

Esta imagen ya ha circulado en la Web, pero sigue siendo interesante mostrarla para demostrar cómo se puede manipular la realidad a través de ciertos programas gráficos. Uno ya no puede creer a sus ojos (aunque realmente nunca se ha podido del todo).


Este castillo en la isla se ve impresionante. Pero la verdad es que no existe. Aquí están los sitios reales, usados para esta construcción visual.


Esta es la isla monolítica de Koh Tapu en la bahía de Phang Nga en Tailandia. Y aquí el Castillo de Lichtenstein que se encuentra en los Montes Suabos (a 40 km de Stuttgart, aproximadamente), en Alemania.


Podemos ver el manejo que se ha hecho de ambas imágenes. Al final, uno no sabe si son más fantásticos los sitios reales que la imagen recreada.

sábado, 22 de julio de 2017

La comunicación y sus medios según Charles Cooley

Como vimos en la publicación anterior, el sociólogo estadounidense Charles Horton Cooley (1864-1929), quien propuso la idea de Looking-Glass Self (que explica el desarrollo del "ser uno mismo" -self- y de su propia identidad, a través de las interacciones interpersonales en el contexto de una sociedad), planteó que la base de la organización social radica en la comunicación entre los individuos y cómo esta refleja lo que es cada quien. Es una forma de aprender quienes somos: mirándonos en el espejo de los demás.

Esa imagen especular lleva a su vez a una creación simbólica social: que papel representa cada uno en un grupo determinado, y cómo la interacción comunicacional refuerza ciertos roles y perspectivas aspiracionales. Este proceso comienza en la infancia, y según Cooley es, en sí, un requisito previo necesario en la capacidad del niño para adoptar las perspectivas de otros participantes en las relaciones sociales y, por lo tanto, para la capacidad del niño en su desarrollo como ser social.  

Uno de los factores que ayudan a la formación de ese ser social inducido por el reflejo colectivo, son los medios de comunicación. En su libro de 1909, Social Organization, explica una idea que ya venía esbozando desde 1894, que es que los medios de comunicación (aún incipientes en ese cambio de siglo), son los motores del cambio social. Para Cooney el mecanismo de comunicación incluye desde los gestos, el habla y la escritura, hasta la imprenta, el correo, el telégrafo, el teléfono, la fotografía, el fonógrafo, el cine y las técnicas de reproducción artística. En esencia es incluir todas las formas a través de las cuales el pensamiento y el sentimiento pueden transmitirse de un hombre a otro. Los medios reducen las distancias y contribuyen a la formación de grandes grupos sociales, que reafirman la individualidad simbólica y representativa dentro de la colectividad. Al final esos medios terminan siendo integradores pero a la vez, masificadores. Notablemente, ideas similares van a ser también expuestas, casi sin interconectarse, desde otras perspectivas y momentos, por teóricos tan notables y dispares como Charles Sanders Peirce, George Herbert Mead, Walter Benjamin y Marshall McLuhan. 

Los medios aparecen en el pensamiento de Cooley como una oportunidad de articulación esperanzadora para los retos de la sociedad moderna, siendo instrumentos de socialización y transmisión del conocimiento que anticipa, de algún modo, el planteamiento de difusión masiva planteado medio siglo más tarde, o de la sociedad del conocimiento y las comunidades virtuales de finales del siglo XX y comienzos del XXI.
  

viernes, 21 de julio de 2017

Comunicación y el sí mismo reflejado

El concepto de Looking-Glass Self, ("sí mismo espejo" o "sí mismo especular"), fue acuñado por el ingeniero y sociólogo estadounidense Charles Horton Cooley (1864-1929), como parte de su aproximación a la idea de identidad e interacción social que se forma en cada individuo dentro del tejido de relaciones sociales, y donde la comunicación es clave para la construcción de la personalidad socializada.  

Esta idea está ligada a la de autoestima y describe el desarrollo de uno mismo y de la propia identidad a través de las interacciones interpersonales en el contexto de la sociedad. Cooley aclaró que la sociedad es un entretejido de yoes mentales. El término "sí mismo especular" fue explicado por primera vez en su obra, Human Nature and the Social Order en 1902. Es interesante porque es uno de los primeros teóricos que construye un pensamiento social alrededor de la comunicación, aún sin estar definida ésta de la manera como se haría varias décadas después. 

Para Cooley, la base de la organización social radica en la comunicación directa interpersonal. Es en el face to face ("cara a cara") donde se fraguan los grupos primarios, la supraindividualidad que genera naturaleza social. La familia, el barrio, el equipo deportivo, los grupos, marcan el espacio donde se fragua la dimensión social del yo, los éxitos y los fracasos, las ambiciones y los anhelos. Cooley afirmó que "The mind is mental", un juego de palabras ("la mente es mental") para decir que "la mente humana es social". Desde el momento en que nacen, los humanos se definen dentro del contexto de sus interacciones sociales. El niño aprende que el símbolo de su llanto provocará una respuesta de sus cuidadores, no sólo cuando necesiten cosas tales como alimentos o un cambio de pañal, sino que también es un símbolo que indica a los cuidadores que el niño necesita atención. Así, una creciente solidaridad entre la madre y el niño es paralela a la creciente competencia del niño en el uso de símbolos significativos. Este desarrollo simultáneo es en sí mismo un requisito previo necesario para la capacidad del niño para adoptar las perspectivas de otros participantes en las relaciones sociales Y, por lo tanto, para la capacidad del niño para desarrollar un ser social. De aquí nace la construcción simbólica comunicacional, que veremos en la próxima publicación.


jueves, 20 de julio de 2017

Ciberterrorismo

En la publicación de ayer hablé sobre la idea de "ciberguerra", un combate que puede producirse en la Web, vía internet, contra los sitemas de administración e información de los paises, por grupos considerados enemigos de cualquier nación. Paralela a esa guerra cibernética, existe también un llamado "ciberterrorismo". Este es un modelo de agresión en menor escala y más focalizado, y por su forma de hacerse, más dificil de prevenir y rechazar. Los ciberterroristas pueden atacar de manera inesperada y con relativa facilidad. 

Cabe preguntarse, ¿quién puede ser un ciberterrorista? Podría ser un joven de 15 años en cualquier parte del mundo que, como hobby, decide hackear un sistema crítico porque encontró una falla en el mecanismo de seguridad. O un fanático religioso, o un activista político, o un resentido contra el stablishment. En realidad cualquier individuo que entre ilegalmente a un sitio de internet, utilice una clave electrónica sin estar autorizado, o inclusive aquel que no proteja su computadora contra el hackeo, teniendo información importante, podría ser considerado como ciberterrorista. Esto hace complicado para los gobiernos su defensa. Como un gobierno no puede entrar en conflicto con cada potencial "ciberterrorista", se ha propuesto llegar a algún tipo de pacto internacional mediante el cual cada computadora personal debería estar protegida y actualizada con todos los antivirus, de lo contrario "sería eliminada". Pero naturalmente esto atenta contra las leyes de los diferentes países, y genera conflictos con la libertad y la independencia individual.

Se sabe que han sucedido ataques cibernéticos en los últimos años. Más aún, han proliferado los informes de supuestos ciberataques que penetraron objetivos militares, industriales, de inteligencia y de seguridad, entre muchos otros, procedentes de y en contra de varios países, de los que no se tiene certeza y que no se conoce de sus consecuencias. Lo que sí no se duda es que aunque la ciberguerra puede no haber empezado, el campo de batalla parece estar minado. Y los ciberterroristas son los más peligrosos combatientes.


miércoles, 19 de julio de 2017

¿Ciberguerra?

Hace unos, días, ya en Julio de 2017, el subsecretario de Defensa de Estados Unidos, William J. Lynn presentó la primera Estrategia para Operar en el Ciberespacio, un programa con miras a proteger a su nación de un potencial y devastador ataque en la red contra su infraestructura crítica, sistemas clave y otros intereses físicos y electrónicos. En tal sentido, afirmó que los ataques al sistema estdounidense son constantes y están creciendo en frecuencia e intensidad. Están en capacidad de destruir estructuras físicas y sistemas operacionales, paralizar ciudades y generar millonarias pérdidas, inclusive costar vidas. Pero los instrumentos de todo este posible caos no son balas, bombas o tanques; son "bits y bytes". 

Para el Pentágono, el ciberespacio se h convertido en un campo de operaciones igual a la tierra, el mar, el aire o el espacio exterior, y, por ende, igualmente sujeto a ser escenario de maniobras defensivas y, si es necesario, ataques preventivos y represalias. Toda una ciberguerra. Según este punto de vista, los ataques cibernéticos serán un componente significativo de cualquier conflicto futuro, ya sea que involucren naciones principales, estados forajidos o grupos terroristas. Curiosamente, esta posición es compartida por muchas otras grandes potencias. Ya se sabe que China está siempre abocada al control de la internet, de los sitios Web sospechosos y de las redes sociales. Igualmente los rusos se han convertido en maestros del manejo del ciberespacio, tanto bajo el control del gobierno como sin el. Igualmente en algunas otras naciones del mundo hay un cierto temor a los ataques informáticos, sabiendo que la Web se ha convertido en una telaraña casi inconmensurable e incontrolable.

No osbtante, algunos expertos consideran exagerado el temor a una ciberguerra. Realmente no es como una guerra atómica, porque aún es muy difícil imaginarse un ciberataque que sea tan costoso y peligroso como una guerra convencional, al estilo de Siris, Irak o Afganistán. Claro, un hecho de "ciberterror" podría paralizar un país por unos días o unas semanas, pero sin causar los destrozos materiales de un bombardeo. La cosa se complica si se producen ambos tipos de agresiones de manera simultánea. 

Aunque una ciberguerra a gran escala no parece hoy posible, sin duda muchas naciones han asumido que el componente defensivo de una estrategia preventiva es esencial, pues un país no podría estar inoperable unos días durante ciertos momentos críticos. El problema es que los elementos de la ciberguerra son muy baratos y transferibles, por lo que el peligro está siempre latente, cada día más.