domingo, 19 de febrero de 2017

De Frida

Se atribuye haberla dicho en español a la famosa pintora mexicana Frida Kahlo (1907-1954), aunque esta idea parece haber sido enunciada antes por el escritor inglés Oscar Wilde (1854-1900). 

"La belleza y la fealdad son un espejismo porque los demás terminan viendo nuestro interior".

viernes, 17 de febrero de 2017

Hablando de abstraccionismo digital

Dado que en las últimas publicaciones hablé sobre el arte abstracto y su presencia en el mundo de lo digital en la web, pongo aquí una imagen de una fractal, con una de las variantes que de ella se puede lograr. Es de uso libre y un buena muestra de la digitalidad abstracta contemporánea.


  

jueves, 16 de febrero de 2017

Teosofía, abstraccionismo, digitalidad (y 4)

En las tres publicaciones anteriores vimos como evolucionó el arte abstracto durante el siglo XX, y como una muy particular doctrina filosófico-religiosa (la Teosofía) influyó en su origen conceptual y desarrollo primigenio. Sabemos que la centuria pasada fue muy cambiante, llena de aportes artísticos, además de plagada de conflictos de todo tipo. El abstraccionismo no escapó a esa dinámica. Después de la década de 1960 el movimiento abstracto decayó. El figurativismo, retomado por el Pop-Art y luego por el hiperrealismo, afectaron la percepción de una sociedad que comenzaba a globalizarse. Pintores como Picasso, Matisse, Chagall, Dalí, Bacon y Giacometti reimpulsaron la representación figurativa en la posguerra.

Un poco más adelante, la postmodernidad trastocó más aún los valores sensoriales, y aparecieron artistas poco convencionales como Jeff Koons, Damien Hirst, Jean-Michel Basquiat, Keith Haring, Takashi Murakami y Banksy. La mayoría ligados al figurativismo. Pero curiosamente hubo un hecho tecnológico que revitalizó al arte abstracto: la digitalidad.

La aparición de computadoras, programas y herramientas digitales, permitió que nuevos artistas, usando sus ordenadores y aparatos multimedia, crearan nuevas obras de corte abstracto, algunos con claros fundamentos matemáticos. Se retoma entonces la estética pitagórica, que valora como manifestación de belleza a la perfección matemática, al orden universal, y al cosmos como fuente de toda inspiración. Así empiezan a circular en el ciberespacio gran cantidad de imágenes basadas en formas geométricas, libres o algorítmicas, llenas de color y texturas, sin referencia semántica figurativa, que apelan al placer visual sin necesidad de contener mensajes o modelos.

Aquí es más difícil identificar autores en detalle, porque han proliferado a lo largo de la Web en los últimos 20 años. Una navegación casual nos permite hallar centenas de estas obras, desde las fractales de Mandelbrot hasta las espirales infinitas de Fibonacci. Este fenómeno trae de nuevo al tapete una discusión que ya lleva 100 años: ¿existe realmente el arte abstracto? ¿O es solo otra forma de expresar la naturaleza y el universo? Matisse y Picasso afirmaron que tal cosa como arte abstracto no existe. Mondrian y Kandinsky por su parte, defendieron siempre lo sublime de la pintura no figurativa, que tradujera al lenguaje de las formas y el color la espiritualidad del universo. Hoy seguimos viendo imágenes que nos recuerdan que alguna vez los pintores se inspiraron en una doctrina teosófica para crear sus pinturas. 


Conjunto de Mandelbrot

miércoles, 15 de febrero de 2017

Teosofía, abstraccionismo, digitalidad (3)

En las dos publicaciones anteriores de este blog, destaqué la influencia que la filosofía teosófica había tenido a principios del siglo XX en los principales artistas representativos del movimiento abstracto: Kasmir Malevich, Vassily Kandinsky, Frantisek Kupka y Piet Mondrian; y cómo esa Teosofía tenía consecuencias en el arte de su momento histórico. Como señalé ayer en la publicación respectiva (http://ciberestetica.blogspot.com/2017/02/teosofia-abstraccionismo-digitalidad-2.html), haber seguido esas ideas les impulsó -entre otras cosas- a crear un lenguaje propio diferente, único en su concepción en la historia. 

Estos cuatro a su vez influyeron en varios de sus contemporáneos, con sus textos o sus trabajos. Kandinsky con De lo espiritual en el arte (libro de 1911), Mondrian con De Stijl, Malevich como asistente en Bauhaus, Kupka en el Orfismo; y comparten ideas con Theo van Doesburg, Lazlo Moholy-Nagy, Francis Picabia, Robert y Sonia Delaunay, Paul Klee, Walter Gropius, ampliando el espectro de sus influjos. La Segunda Guerra Mundial (1939-1945) es un punto de inflexión, pero la trascendencia de lo abstracto iba a pasar al continente americano, expresado en los artistas de la Escuela de Nueva York (a partir de 1940): Willem de Kooning, Mark Rothko, y el más radical de todos: Jackson Pollock. Ellos -y algunos más- van a continuar con el expresionismo abstracto la línea comenzada 30 años antes. 

La década de 1950 vio la aparición de otras formas de abstraccionismo, en las obras de artistas muy diferentes: Víctor Vasarely, Alexander Calder, Jean Dubuffet, Hans Hartung, Henry Moore, Jean Arp, Julio Le Parc, Fernand Léger. Ciertamente ninguno de ellos admitió sentirse parte de movimiento religioso-filosófico-espiritual alguno, pero sí estaban en el camino abierto por los pioneros teosofistas. El mundo moderno se vio moldeado por estos creadores, en clara sintonía con esas tendencias, ahora conocidas también como "Informalismo", "Cinetismo", "Op-Art" y algunas más.

Como hecho destacado, en la Venezuela de 1950 a 1960 se desarrolló una fuerte tendencia a la representación abstracta, por lo que se vio la aparición de un gran grupo de artistas en esa línea: Alejandro Otero, Mateo Manaure, Jesús Soto, Pascual Navarro, Oswaldo Vigas, Carlos Cruz-Diez, Víctor Valera y Mercedes Pardo, la más notable del sexo femenino en su generación. Muchos de ellos fueron integrados como equipo por el arquitecto venezolano Carlos Raúl Villanueva, que les permitió expresarse en los espacios de la Ciudad Universitaria de Caracas, como parte de su proyecto de Integración de las Artes, a mediados de 1950.


Durante los años 1960 y en adelante, el "Pop-Art" y otras tendencias figurativas relevaron el interés por el abstraccionismo. Pero la digitalidad del mundo finisecular trajo de nuevo interés por esta manifestación expresiva, extendiendo a distancia la influencia teosofista de los antecesores europeos, como veremos en la próxima publicación.

martes, 14 de febrero de 2017

Teosofía, abstraccionismo, digitalidad (2)

El arte abstracto, como concepto y realización se destaca y consolida en las primeras décadas del siglo XX. Ciertamente en otras épocas y culturas se crearon obras que podrían ser entendidas como abstractas (gran parte del arte islámico, caligráfico y geométrico, o el hinduista, de mandalas y símbolos, por ejemplo), pero la concepción de una abstracción como factura de arte propiamente dicho, puede ubicarse en la décadas de 1910. Uno de los diversos factores que influyó en estas creaciones no figurativas fue el elemento místico. La influencia que la Teosofía tuvo sobre algunos grandes pintores fue clave para el desarrollo de esta estética. 

En la publicación anterior (http://ciberestetica.blogspot.com/2017/02/teosofia-abstraccionismo-digitalidad-1.html) hice referencia a esta filosofía religiosa y sus características.  La espiritualidad en el arte abstracto se gestó alrededor de 1900 y corrió en paralelo con un creciente interés por el misticismo y el ocultismo. Muchos artistas se mostraban intrigados por ciertas escrituras espirituales que les fueron enseñadas por los representantes en Europa de la Sociedad Teosófica. 
     
La Teosofía tuvo una profunda influencia en la aparición del arte abstracto moderno porque interesó a los que podemos llamar "padres fundadores" del movimiento: Vassily Kandinsky, Kasmir Malevich, Frantisek Kupka y Piet Mondrian. Este último también se relacionó con Theo Van Doesburg, que a pesar de no profesar esta creencia teosófica, incorporó los conceptos de espiritualidad a sus obras.

No parece casual que cuatro artistas claves, en un mismo lapso, hayan desarrollado un estilo basado en concepciones similares. La Teosofía dio a estos artistas una perspectiva mental que se inspiró la espiritualidad de sus trabajos. Partiendo desde este punto de vista, creían ser capaces de ver el mundo natural y más allá de él, para llegar a comprender, gracias a la sabiduría antigua, los principios cósmicos de nuestra existencia. Esta elevada posición estratégica les transportaba por encima de las preocupaciones estéticas usuales y les daba la sensación de tener una visión divina de los reinos de otros mundos. Incluso se ubicaban en el portal entre dos mundos y ellos eran los mensajeros; comunicar este conocimiento se convirtió en el objetivo de su arte.

El lenguaje con el que estos artistas tradujeron su visión del mundo fue el de la abstracción. Para ser comprendida satisfactoriamente, esa visión debía presentarse  en términos simples y relevantes, que más tarde podían desarrollarse y expandirse en complejas estructuras, a medida que iba resultando más familiar tanto para el artista en su rol creador, como para el espectador en su papel de espectador. En su producción final, la obra tiene una apariencia simplista, mientras que es intrínsecamente compleja dado su origen espiritualmente enigmático.

Kandinsky presentó sus primeras obras abstractas hacia 1912, con su "Primera acuarela abstracta"; Malevich lo hizo en 1915, con su "Cuadrado negro"; Kupka en 1912 con "Amorfa: fuga de dos colores"; y Mondrian con su "Cuadro I" de 1913. Ellos fundaron o formaron parte de grupos artísticos que se sumaron a esta concepción del arte abstracto, como el Suprematismo, el Orfismo o el Neoplasticismo. Junto a ellos puede estudiarse la obra de Theo van Doesburg, de Paul Klee, de Francis Picabia o de Robert Delauny. Ellos no estuvieron ligados a la Teosofía pero sí a las nuevas visiones de estos pioneros. Durante el período 1920-1940 el movimiento abstraccionista se consolidó y tuvo gran efecto en otros artistas y grupos, influencia que llega hasta el arte digital de hoy, como veremos en la siguiente publicación.

Amorfa: fuga de dos colores

lunes, 13 de febrero de 2017

Teosofía, abstraccionismo, digitalidad (1)

La aparición de las corrientes de arte abstracto, características de las primeras décadas del siglo XX, se ha asociado de alguna manera, a dos fenómenos dispares: uno, la evolución hacia formas más radicales del pensamiento creativo tras la afirmación del expresionismo, el cubismo, el fauvismo y el futurismo, que abrieron las compuertas a nuevas maneras de ver la realidad representada. Y dos, la espiritualidad que el teosofismo impregnó a los artistas abstractos europeos de esos años. 

La Teosofía es un movimiento filosófico, religioso y esotérico que da origen al teosofismo, doctrina que afirma tener una inspiración especial de lo divino por medio del desarrollo espiritual, y que consiste en el desarrollo del pensamiento y de la ciencia, por medio de diversas religiones, y busca lo que haya en ellas de sabiduría divina. Es una combinación ecléctica de ideologías orientales y occidentales, parcelizadas y ensambladas bajo una óptica cientificista.  

El movimiento teosófico fue impulsado por Helena Blavatsky, Henry Steel Olcott y William Quan Judge, quienes fundaron la Sociedad Teosófica en Nueva York en 1875. Lo constituyen fundiendo religiones como el cristianismo, el budismo, el hinduismo, pero además está relacionado con los movimientos esotéricos espiritistas de finales del siglo XVIII, como gnósticos y rosacruces. Los seguidores de la Teosofía mantienen que hay un cuerpo de verdad que constituye la base de todas las religiones. Afirman que ésta representa una visión especial de"la eterna verdad", como la correcta religión del hombre. De hecho, hay una Teosofía Cristiana, que designa el conocimiento de Dios y de Jesús obtenido a través de la intuición.


Emblema de la Sociedad Teosófica

Curiosamente, esta doctrina caló en algunos notables artistas en los años 1910 y 1920, y les inspiró para desarrollar el arte abstracto. En ese período -como consecuencia- surge el movimiento artístico que fue una respuesta a una conciencia más elevada de la verdad cósmica: el arte abstracto moderno. Este era la manifestación visible de unos ideales espirituales profesados a través de las enseñanzas de la Teosofía y de otras sabidurías populares. Los artistas de este movimiento eran traductores que pintaban lo que no se podía decir con palabras.

La Teosofía entonces tuvo una profunda influencia en la aparición del abstraccionismo, afectando especialmente a los fundadores del movimiento: Vassily Kandinsky, Frantisek Kupka, Piet Mondrian y Kasmir Malevich. Cómo se produce esta afectación intelectual y cómo se concreta será el tema de la próxima publicación, continuación de esta de hoy.

domingo, 12 de febrero de 2017

Tolstói y el arte

"Lo que distingue una obra de arte de las otras actividades humanas es precisamente el hecho de que es entendible por todos, y por eso nos influencia a todos sin distinción" (del libro ¿Qué es el arte? publicado en 1898).

LEÓN TOLSTÓI (1828-1910) Novelista ruso.


sábado, 11 de febrero de 2017

Vidlery: animaciones para llevar

Recientemente se ha desarrollado un sitio Web que ofrece una colección de animaciones de imágenes animadas para su libre uso, que están bajo licencia de dominio público (tipo copyleft), que incluye fondos animados para usos diversos; se llama Vidlery.com. Cuenta con al menos tres docenas de animaciones disponibles -a esta fecha de hoy-, hechas de manera limpia en programas 3D, y se informa que prometen ir añadiendo otras nuevas.

Las animaciones están pensadas para que sirvan de fondo a cualquier página o sitio Web, y los interesados pueden conocer las nuevas animaciones que se vayan incorporando a la colección, suscribiéndose a su boletín por correo electrónico. Vidlery señala además el código HTML, CSS y JavaScript que los propietarios de sitios web deberán insertar en los mismos, para hacer uso de dichas animaciones en sus creaciones personales.

Dentro del sitio están las instrucciones para bajar esas animaciones "para llevar", que pueden servir de fondo o de acompañamiento visual a cualquier diseño Web. Es una de las tendencias actuales en internet: la creación de espacios con material para el dominio público que enriquece el ciberespacio con nuevos recursos de todo tipo.    

Ver: http://vidlery.com 

viernes, 10 de febrero de 2017

Abstracto cósmico dinámico



Aquí una imagen titulada "Diseño cósmico", en secuencia de colores por GIF animado digital. De libre uso en la Web. 

jueves, 9 de febrero de 2017

Una frase de Uslar Pietri sobre educación

“Hemos oído y consultado a los creadores de la ciencia pedagógica, pero muy poco hemos oído a la sociedad y sus integrantes individuales e institucionales. La sociedad y las instituciones y los individuos son claves para comprender la educación creadora y transformadora requerida”.

ARTURO USLAR PIETRI (1906-2001). Abogado, periodista, escritor, productor de televisión y político venezolano nacido en Caracas, considerado como uno de los intelectuales más importantes del siglo XX en Venezuela.